Comunidad

Negocios pequeños en el Mes de la Historia de la Mujer: una entrevista con Jin-Ya Huang de Break Bread, Break Borders

Una entrevista con Jin-Ya Huang de Break Bread, Break Borders

Break Bread, Break Borders (BBBB) es más que una compañía de servicio de comidas con una causa. También es un programa educativo que empodera económicamente a mujeres refugiadas a través de la cocina en el área de Dallas-Fort Worth. Las mujeres son orientadas por chefs profesionales, restaurantes, proveedores de comida y asesores culinarios. A través de la comida, la cultura y el relato de historias, BBBB "comparte el pan" con la comunidad a la vez que derriba fronteras.

Jin-Ya Huang, una inmigrante de Taiwán, fundó BBBB para honrar el legado de su madre tras perderla a causa del cáncer. Como madre de un hijo de 11 años, Jin-Ya se ha asegurado de que la memoria de su madre como cocinera, emprendedora y defensora de los inmigrantes viva en el trabajo de BBBB. En la actualidad, Jin-Ya junto con todo el equipo en Break Bread, Break Borders, continúan encontrando alegría al impactar la vida de las mujeres con las que trabajan. Jin-ya y su equipo comparten su viaje y su experiencia en el manejo de Break Bread, Break Borders para ayudar a inspirar a personas que desean iniciar sus propios negocios.

¿Qué consejo daría a la hora de inicar un negocio?

Comenzar un negocio fue totalmente accidental para mí. Como artista interdisciplinaria, inicialmente me dispuse a crear un proyecto de arte para rendir homenaje a mi madre, Margaret Huang, hacer cenas comunitarias, compartir un espacio seguro para relatar historias/conversar, todo para honrar su legado. Luego, como las mujeres refugiadas en la comunidad pedían trabajo, surgió Break Bread, Break Borders. Mi consejo: encuentra tu pasión, sirve a tus comunidades, cumple tu objetivo. Recuerda que el fracaso es en cierta manera un camino para lograr el éxito. Mi cita favorita de Simon Sinek que se adapta a la idea de comenzar un negocio es "Sueña en grande, comienza de a poco. Pero, sobre todo, comienza".

¿Qué recomendaría para establecer objetivos/cumplir objetivos?

Para mí, escribir tus objetivos es una tarea importante en el proceso. También debes ser optimista, tener esperanza, ser resiliente y meditar para cumplirlos. Un buen ejemplo es Tiffany Haddish, ella mantuvo todo este enfoque, logró sus objetivos como una comediante exitosa y luego brindó a otros, que no tuvieron las mismas oportunidades, la posibilidad de brillar. El concepto de devolver el favor es un objetivo importante para mí.

¿Tiene alguna experiencia/consejo con respecto a la financiación y los gastos generales?

Yo creo firmemente en invertir en la comunidad, específicamente en las mujeres y las niñas. Las estadísticas indican que las mujeres vuelven a invertir un 90% de sus ingresos en la comunidad, mientras que los hombres solo contribuyen alrededor del 35%. Recuperarás diez veces más este beneficio social. Mi experiencia en el diseño centrado en seres humanos indica que "capital social + capital humano = capital financiero".

¿Qué herramientas esenciales de comunicación/tecnología para negocios recomienda?

Breaking Bread, Break Borders es un colectivo con mucho trabajo práctico y poco uso de tecnología. Las herramientas tecnológicas comerciales esenciales que utilizo son G-Suite, Slack, Square y Wix. Honestamente, WhatsApp nos ha salvado la vida al trabajar con traductores para ayudar a capacitar a las cocineras refugiadas en temas como logística, operaciones y reglas de seguridad. Por supuesto, estas sugerencias no son nada nuevo, pero lo importante es cómo cada negocio utiliza las herramientas para adaptar el contenido y ayudar a amplificar voces en el espacio.

¿Tiene algún consejo personal sobre cómo pudo superar los desafíos y perseverar?

Mi madre siempre me enseñó a ser una buena vecina, hacer lo correcto, ser amable y compasiva todos los días, y brindar y pedir orientación. Todo esto es importante para superar los desafíos y ser perseverantes.

Se suele creer que los emprendedores no pueden separar la vida laboral de la vida personal. En su experiencia, ¿cómo afecta una a la otra y cómo encuentra un equilibrio?

La vida laboral y la vida personal de los emprendedores coexisten, PERO no existe un equilibrio entre el trabajo y la vida, solo hay posibilidades de mezclar, combinar o "integrar". En mi experiencia, ambos aspectos  se afectan entre sí y nunca encontré un equilibrio, pero he descubierto que los límites son reales. Aprendí a practicarlos ejercitando la flexibilidad, las expectativas, los objetivos, las prioridades, el descanso y mediante el aprendizaje de la autocompasión.

¿Qué herramientas, consejos y trucos ha utilizado y sentido que fueron útiles en su experiencia emprendedora?

He descubierto que encontrar tu voz, usar tus superpoderes para el bien y mejorar mientras asciendes son consejos y trucos realmente buenos para mi experiencia emprendedora.

¿Cómo supo que era el momento adecuado para crecer y expandir su negocio, y cuál es su consejo para hacerlo?

Creo que si preguntas a la comunidad qué quiere y qué necesita, te dirá cómo desarrollar las asociaciones actuales y crear nuevas asociaciones estratégicas, te ayudará a cumplir tus objetivos por las personas y para las personas. Es importante reconocer que cuando la comunidad pide fuego, no le traigas agua.

Durante el desarrollo de su negocio, ¿alguna vez tuvo pensamientos desafiantes, como síndrome del impostor o falta de confianza?

Mira, todos tendremos algunas dudas al tomar decisiones, pero sentirnos inseguros no nos convierte en impostores. Debemos dejar de usar el término "síndrome del impostor", dirige nuestra visión a las mujeres en el trabajo y no de los lugares donde las mujeres trabajan. El impacto del racismo, el clasismo, la xenofobia y otros prejuicios sistémicos es lo que produce la marginalización de las personas de color y la discriminación de género en el lugar de trabajo. Crear un entorno que promueva una variedad de estilos de liderazgo y donde la diversidad de identidades raciales, étnicas y de género sea no solo profesional sino también necesaria para generar un espacio de pertenencia seguro. Por supuesto, recuerda que la falta de confianza no es falta de competencia. Todos necesitamos una pequeña dosis de duda, que puede convertirse en motivación positiva.

¿Alguna vez experimentó barreras durante su emprendimiento? De ser así, ¿cuáles son algunas de las barreras que experimentó y cuáles son las soluciones que la ayudaron a superarlas?

Absolutamente, en especial como una mujer estadounidense de origen asiático en las comunidades BIPOC. Racismo, sexismo y todas las demás injusticias en el medio, por eso expongo los problemas de justicia social y me aseguro de tender puentes con socios de la comunidad y de posicionarme en un punto de intersección de la defensa de cambios de política positivos, la renovación de la cultura de trabajo, la evaluación de los valores centrales, compartir la práctica artística sanadora y aplicar tácticas de inclusión de igualdad en la diversidad para lograr un impacto social duradero. Las barreras del idioma son enormes y para nosotros se considera una discapacidad. Como inmigrante de Taipei, Taiwán, descendiente de refugiados que escaparon de China para buscar la libertad, mi corazón siempre devuelve el favor, lo que mi madre, Margaret Huang, me enseñó. Una profesora de ESL en Tulsa, Oklahoma marcó una enorme diferencia en mi educación para que yo tuviera la oportunidad de ser escuchada. La Sra. Ellsworth hizo que yo prestara atención a estas brechas de aprendizaje y que buscara mentores y especialistas pacientes para recrear la educación. He tenido mujeres refugiadas provenientes de lugares regidos por el Talibán, donde, por ser mujeres, no se les permitía recibir educación. Me negué a ser un elemento disuasivo para que aprendan, así que me aseguré de innovar y de usar la práctica artística para enseñar, para trabajar con agencias de reasentamiento de refugiados, para buscar tanto intérpretes como especialistas en salud mental para una mejor práctica. Por último, la justicia racial está ligada a la justicia económica. Las personas de color siguen sufriendo desigualdades en los ingresos, y la tasa de pobreza continúa aumentando en los estados. Para mí, este es el determinante social más importante de la salud, y se está exacerbando por la pandemia. Las barreras continúan mientras luchamos por salarios dignos que sean una mejor práctica común y no solo un concepto. Por eso, es fundamental que mantengamos la conversación abierta y que continuemos descubriendo soluciones creativas. Participar en las juntas de diversas organizaciones (como el Hunt Institute of Inclusive Economy en SMU, Southern Methodist University), postularse en incubadoras de empresas sociales como BBVA Momentum, recibir el premio Maura Women Helping Women Awards y ser seleccionada como miembro del Presidential Leadership Scholars Program, todo esto ayuda en este viaje. Un poco de determinación ayuda a llegar muy lejos.