Comunidad

Negocios pequeños en el Mes de la Historia de la Mujer: una entrevista con Jennilee Morris de North Fork Roasting CO.

Una entrevista con Jennilee Morris de North Fork Roasting CO.

Jennilee ha estado comprometida con aprender toda su vida y se esfuerza por continuar sus clases educativas en todas las áreas de la hotelería. Tiene un título en Arte Culinario y en Administración de Restaurantes del galardonado Institute of Culinary Education y obtuvo una beca de Les Dames de Escoffier por sus logros en la industria de la hotelería. Jennilee viaja mucho y con frecuencia para ampliar su capacitación y experiencia, y ha tomado numerosos cursos en Specialty Coffee Association of America (SCAA). Finalizó el curso de negocios de Union Square Hospitality, donde la hospitalidad se enseña como una estrategia de negocio, y ella adopta esos principios y técnicas en la cultura de su restaurante. Actualmente, es copropietaria de North Fork Roasting Co., una compañía de tostado de café de especialidad a pequeña escala ubicada en Southold, NY, cuyo objetivo es garantizar que cada grano de café tostado sea el mejor.

¿Qué consejo daría a la hora de inicar un negocio?

La verdad es que iniciar un negocio da miedo, hay un millón de formas de hacerlo mal y cometer errores, y realmente debemos aprender y equivocarnos para obtener la experiencia necesaria para que algo funcione. Una cita que siempre recuerdo es "las ineficiencias dan inicio a los negocios y las eficiencias los mantienen en funcionamiento". Debes encontrar una parte de ti que pueda ser intrépida pero práctica. Debes permitirte aprender y cometer errorres. Es parte del proceso. También comprender todos los roles que debes desempeñar y no desanimarte al hallar debilidades en algunos de esos roles.

¿Qué recomendaría para establecer objetivos/cumplir objetivos?

Al principio es muy difícil saber qué objetivos establecer. Especialmente, si no tienes antecedentes de comparación en tu negocio. Al principio solo debes "disparar y luego apuntar... y volver a disparar". A medida que comienzas a comprender tu negocio, querrás establecer objetivos constantemente, lo cual está muy bien, pero la clave es ser consistente y razonable con tus esfuerzos para alcanzarlos. Decir que quieres ganar un millón de dólares este año no significará nada a menos que elabores un plan de acción para lograrlo. El CÓMO es una parte importante de cualquier objetivo y, luego, mantener la consistencia y diligencia para alcanzarlo.

¿Tiene alguna experiencia/consejo con respecto a la financiación? ¿Gastos generales? (¿Mantener los gastos bajos/invertir en lo necesario? ¿Fijar objetivos de venta/presupuestos?)

La financiación es una de las partes más difíciles de un negocio. En la escuela de negocios, te enseñan la importancia de tener un capital de trabajo suficiente para arrancar y la alarmante cantidad de negocios que fracasan por estar mal financiados. No todos tienen los recursos para comenzar en una posición financiera fuerte, pero eso no significa que no puedas hacerlo. Solo lleva más tiempo y debes trabajar más. Esta es mi tercera compañía de café y me llevó 14 años llegar aquí, con muchos tropiezos en el camino. Compré mi primera tostadora de café liquidando mi fondo de jubilación y con un pequeño préstamo de mi madre. Siempre compraba elementos usados y trabajaba con lo que tenía. Tostaba café en mi garaje y pasó mucho tiempo hasta que finalmente pude abrir una tienda.

¿Tiene algún consejo personal sobre cómo pudo superar los desafíos y perseverar?

Al principio fue resiliencia. Había un fuego interno que me decía que no podía fallar y que no debía rendirme nunca. Con el tiempo... fallé, varias veces. Pero me levanté y cada vez aprendí de mis errores y sabía que algo dentro mío había cambiado, y aprendí y seguí confiando en mí misma, sabiendo que parte de este camino implica contratiempos y equivocaciones. Así es como podemos ser cada vez mejores.

A menudo se cree que para los emprendedores no existe la vida laboral y la vida personal... es solo vida. En su experiencia, ¿cómo afecta una a la otra y cómo encuentra un equilibrio?

Por mucho tiempo no hubo una separación de las dos vidas para mí. No tenía un equilibrio. Terminé teniendo un año tumultuoso que me obligó a rendirme y disminuir el ritmo. Me di cuenta de que mi negocio había invadido mi identidad y di un paso atrás. Delegué tareas y me tomé un tiempo para mí y para estar con mi familia. Después de eso, descubrí una nueva fortaleza dentro mío y una nueva alegría. Pude ver mi negocio con más claridad y no quedar atrapada en el estrés de dejar a todos contentos. Me centré en mi salud y felicidad, y el efecto ha sido maravilloso para mi familia, amigos y empleados. Solía pensar que solo podría tener éxito si trabajaba cada vez más que el resto, sin importar lo que debía dejar de lado en el plano personal. Ahora sé que el éxito no depende solamente de qué hacemos, sino de lo que conseguimos.

¿Qué herramientas, consejos y trucos ha utilizado y sentido que fueron útiles en su experiencia emprendedora? 

Nunca dejar de aprender. He tenido períodos en los que me sentí estancada, sin inspiración y viviendo con la incertidumbre de cuál sería el siguiente paso para mi negocio. Invirtiendo en educación y asistiendo a conferencias o tomando clases de cualquier tipo recuperé la inspiración y confianza durante esos períodos de pausa.

En su experiencia, ¿cómo y cuándo es el momento oportuno para hacer el cambio de mantener su negocio en funcionamiento a hacerlo crecer y expandir a través de asesoramiento, consejos, entre otros? 

He desperdiciado tanto tiempo persiguiendo oportunidades que no eran las indicadas para mí. De hecho, recién después de que cambié mis prioridades para tener un equilibrio más saludable entre el trabajo y la vida, el universo me ofreció la oportunidad adecuada para abrir una segunda sucursal. Durante todo el proceso para decidir la apertura de una nueva sucursal, nada fue forzado, y así es como supe que era lo correcto. Mi lado práctico finalmente se estaba compensando con mi lado intrépido y pude expandir mi negocio porque realmente tenía sentido hacerlo. No solo porque yo quería que lo tenga.

Durante el desarrollo de su negocio, ¿alguna vez tuvo pensamientos desafiantes, como síndrome del impostor o falta de confianza?

No creo que haya un emprendedor en el mundo que no tenga pensamientos desafiantes. Luché contra la falta de confianza, principalmente después del fracaso de mi primer emprendimiento. Era muy joven e inexperta, y el trato que hice no funcionó para mí y me vi obligada a vender mi restaurante. Creo que antes de eso, tenía demasiada confianza y, después, tuve que reunir fuerzas para creer que merecía intentarlo de nuevo. Mi falta de confianza se puso en evidencia en la manera incansable que trabajé después de eso. No un trabajo inteligente... un trabajo arduo. Eso me trajo hasta donde estoy ahora, por lo que estoy agradecida, pero ese tipo de trabajo monótono todos los días tiene un límite. Te pierdes muchas cosas cuando no levantas la cabeza.

¿Alguna vez experimentó barreras durante su emprendimiento? De ser así, ¿cuáles son algunas de las barreras que experimentó y cuáles son las soluciones que la ayudaron a superarlas?

Hay una barrera en casi cada esquina. Conocí todos los caminos alternativos. Compré mapas. Pedí consejos. Ahora tengo un tanque de reserva. Cargo mi teléfono. Llevo refrigerios. Tengo mantas que me abrigan. Pero, lo más importante es que creo en mí misma, me cuido y eso me ayuda a cuidar a los demás.